miércoles, 20 de marzo de 2019

Female (Hembra) - Michael Curtiz, 1933.-


Hace un tiempo atrás publiqué un comentario sobre Employee’s Entrance, la película en la que Warren William interpreta a un gerente de una tienda por departamentos que ejerce su cargo con mano firme y dedicación completa mientras acumula conquistas de un día. Con Female nos llega el equivalente femenino de aquel personaje de Warren William con el rostro de Ruth Chatterton, en una película mucho más estilizada en términos visuales (en su mayoría fue dirigida por William Wellman, pero Curtiz, que dirigió algunas tomas luego de terminado el rodaje principal, se llevó el crédito en la pantalla; de cualquier modo, la película tiene algunas imágenes muy bellas).-
Alison Drake (Chatterton) es la presidente de una compañía automotriz que lucha, en plena Depresión, por incrementar las ventas. Alison es competente, dedicada, implacable en los negocios y básicamente, buena persona. Pero no todo es trabajo en su vida. Alison se ha propuesto vivir su vida conforme el estándar aceptado para los hombres: soltera, cada noche invita a un empleado de su empresa bajo un pretexto de negocios para seducirlo y cada mañana despierta sola, atendiendo negocios desde la primera hora e insatisfecha. Y es que todos estos hombres que pululan a su alrededor sólo se interesan en ella por su posición. ¿Qué pasaría si conociera a un hombre fuera de su entorno, alguien que ignorase su identidad? Esta idea la lleva a abandonar una fiesta tediosa en la que es la anfitriona para dirigirse a un parque de diversiones en donde conoce a un hombre que le interesa (George Brent) y quien si bien parece sentirse atraído por ella, no se muestra ansioso por conquistarla. Al día siguiente Alison descubre que ese hombre es Jim Thorne, el ingeniero que su empresa acaba de contratar. Todo parece marchar sobre ruedas para que Alison aplique sus tácticas de seducción pero Jim siempre se le escapa. Habiendo agotado todas las estrategias, Alison vence la resistencia de Jim mostrándose como una damisela en peligro (la única cosa que no es) pero la relación se complica cuando Jim le propone matrimonio y le pide que adopte la vida “para la cual las mujeres están destinadas”, es decir, convertirse en esposa y madre.-
Hasta ese punto la película es inconfundiblemente pre-code al proponernos que una mujer pueda asumir una posición de poder en un mundo de hombres sin perder la capacidad de coquetear y seducir a cuanto hombre se le antoja. Incluso se nos permite imaginar que una mujer en esa situación pueda encontrar un hombre a su medida. ¿Qué pasa entonces en el último acto? Pues, habiendo perdido a Jim por no consentir la idea del matrimonio, Alison tiene un colapso nervioso en plena reunión de junta directiva, renuncia, luego se disculpa y reasume su cargo pero se desvía camino a una reunión fundamental con inversionistas neoyorquinos para salir en busca de Jim, a quien encuentra y en quien delega la conducción de la empresa anunciando que a partir de ese momento se dedicará a criar los nueve hijos que planea tener con él.-
Mi primera reacción ante este final precipitado fue de estupor. ¿Qué sentido podía tener ese final luego de los 59 minutos anteriores? Qué decepcionante. Es cierto que históricamente Hollywood nos ha contado historias de mujeres independientes, muchas veces profesionales, que viven su vida apartadas de los convencionalismos sociales. Pero al mismo tiempo se nos enseña que ese estilo de vida conlleva un precio a pagar. Decididamente, el mensaje es que no se puede tenerlo todo y que si se pretende la felicidad se debe renunciar al poder sobre el destino propio (My Reputation, comentada en la entrada anterior es un ejemplo de este tipo de trama, pero pienso también en Woman of the Year entre tantos otros films). Pero uno siempre espera algo más de una película pre-code y en cualquier caso, siempre esperamos un mínimo de coherencia en un film de cualquier período. Algo en Female hacía mucho ruido.-


Entonces luego volví a ver esa última escena y descubrí que aún cuando las líneas que Chatterton pronuncia son lo más convencional del mundo, su forma de decirlas revela algo más; hay una insinceridad palmaria en su interpretación, tanto como en la escena en la que Alison finge necesitar de la ayuda de Jim para sobrevivir en un picnic. La puesta en escena es significativa también: cuando Jim es alcanzado y reconquistado por Alison, está en una feria de diversiones jugando al tiro al blanco (al igual que cuando se conocieron aquella noche). En la primera oportunidad, los personajes están lado a lado mientras que en esta última escena Alison está parada detrás de Jim, en una alegoría de la gran mujer detrás de cada gran hombre. Es fácil imaginar que Alison continuará tirando de las cuerdas de su compañía aún cuando Jim sea formalmente quien esté a cargo. O mejor aún, que ella conservará su posición conduciendo la empresa mientras Jim se encarga de los diseños. Y algo más: cuando Jim gana en el tiro al blanco recibe su premio pero éste no es la tradicional muñeca u osito de peluche que vemos siempre en las películas, sino un cerdito. En esa última escena entonces, en la que Jim y Alison conducen a toda velocidad hacia Nueva York para intentar todavía salvar la compañía, llevan en el asiento trasero al contrariado chófer de Alison y al cerdito. Nada más alejado de la tradicional imagen familiar. Esto refuerza, a mi modo de ver, la interpretación no literal del final de la película. Y en ese sentido, Female es mucho más pre-code, va mucho más en contra de los valores tradicionales de la Sociedad (y va más allá incluso de lo que muchas películas proponen hoy en día), de lo que parece en un primer visionado al plantearnos ya no que una mujer puede ser poderosa y disfrutar de su sexualidad como lo haría un hombre sino que puede, virtualmente, tenerlo todo.-

viernes, 15 de marzo de 2019

My Reputation (Mi reputación) - Curtis Bernhardt, 1946.-


Sigo de viaje, pero mientras volaba hacia aquí vi esta película y no pude resistir la tentación de escribir sobre ella aunque más no sea un par de líneas. Además llego justo a tiempo para celebrar el cumpleaños de George Brent, mi nuevo favorito :)
Barbara Stanwyck y George Brent repiten la dupla de The Purchase Price por quinta y última vez. En este caso, Stanwyck es Jessica Drummond, una joven mujer que acaba de enviudar y es madre de dos adolescentes de doce y catorce años y Brent es Scott Landis, un Mayor del Ejército en licencia, impetuoso y… ejem… experimentado en asuntos del corazón, digámoslo así (estoy tentada de llamarlo langa, disculpen el argentinismo).-
Hay muchos aspectos interesantes en esta película, el mayor de ellos posiblemente sea el personaje de Stanwyck: Jessica es una mujer moderna que durante toda la película hace lo imposible por mantener el equilibrio en los diferentes aspectos de su vida. Se esfuerza por ser respetuosa con su madre (Lucile Watson) pero sin perder su individualidad; intenta ser buena madre para sus hijos y respetar su desarrollo aunque le duela verlos transformarse en adolescentes; y sobre todo guarda el recuerdo de su esposo pero al mismo tiempo se revela contra las convenciones sociales que le imponen que se olvide de ser mujer por el resto de su vida. Y si bien en el último minuto debe elegir entre su gran amor y el bienestar de sus hijos (en definitiva, no se puede tener todo en la vida), es lo que hemos visto durante toda la película lo que en definitiva cuenta. Sobre todo el despertar de la sensualidad dormida de Jessica, interpretado a la perfección por Stanwyck en una escena mucho más sexy que muchas cosas que se ven hoy en día.-
Otro aspecto interesante en My Reputation es el tratamiento de la adolescencia: los hijos de Jessica y sus amigos hacen excursiones en auto (no creo que tuvieran la edad legal mínima para conducir, dicho sea de paso), van a fiestas, se comprometen con sus novias y se inmiscuyen en los asuntos de su madre.-
En el final, sobrevuela la guerra (la acción transcurre en 1942, pero no hay demasiada indicación temporal hasta el mismísimo final) y la incertidumbre sobre el destino de este romance. En definitiva, Jessica y Scott verán amenazado su porvenir por algo más grande que los prejuicios y las convenciones sociales.-

domingo, 3 de marzo de 2019

Aviso...


Nuevamente esta chica se va de paseo con su parasol blanco, de modo que este rincón del ciberespacio permanecerá cerrado por unos días. Prometo volver pronto y traer conmigo muchas novedades cinematográficas que, sin haber caído en mis manos todavía, ya me llenan de ilusión.-
Les dejo un abrazo hasta mi regreso, Bet.-