Ir al contenido principal

Entradas

Un mes con… Frank Capra (última parte).-

Lost Horizon (Horizontes lejanos), 1937.-

Lost Horizon es una película con ambiente de sueño que se transforma en pesadilla; la pesadilla de la utopía perdida para el protagonista y la pesadilla de la película-mensaje que fracasa en taquilla y se transforma en el film maldito de su director.- El escritor y diplomático Robert Conway (Ronald Colman) lidera la evacuación de ciudadanos británicos en medio de una revolución en China, en 1935. El propio Conway aborda el último avión disponible junto con su hermano George (John Howard), el paleontólogo Alexander P. Lovett (Edward Everett Horton), un hombre de negocios llamado Barnard (Thomas Mitchell) y Gloria (Isabel Jewell), una mujer americana que padece de una enfermedad terminal. Luego de toda una noche de vuelo el grupo descubre que fue secuestrado por un piloto chino y cuando el avión se estrella en medio de los montes del Himalaya, los sobrevivientes (el piloto es la única víctima) son llevados por un cortejo de expedicionarios hasta l…
Entradas recientes

Un mes con… Frank Capra (tercera parte).-

Platinum Blonde (La jaula de oro), 1931.-

Estrenada el mismo año de The Miracle Woman, Platinum Blonde se pensó como un vehículo para Loretta Young hasta que Jean Harlow irrumpió como un tornado en las pantallas transformándose en una estrella.- La historia nos lleva de nuevo al mundo del periodismo. Stewart “Stew” Smith (Robert Williams) es enviado a cubrir un escandalete en la alta sociedad (hay algo aquí que anticipa The Philadelphia Story). La familia en cuestión intenta sobornar a Stew para que no publique la historia pero él es inflexible y aunque queda cautivado por Ann Schuyler (Jean Harlow), la hija de la familia, la nota sale en la primera plana. Luego de un acto de redención de parte de Stew, Ann se casa impulsivamente con él y lo convence de mudarse a la mansión de su familia, desde donde Stew intentará conservar sus principios.- En toda esta historia el rol de Loretta Young (una reportera de sociedad llamada Gallagher enamorada en secreto de Stew) queda bastante desdibujado …

Un mes con… Frank Capra (segunda parte).-

The Miracle Woman (La mujer milagro), 1931.-

Mi segundo descubrimiento de este mes llega de la mano de una Barbara Stanwyck jovencísima pero poderosa en el rol de Florence Fallon, la hija de un pastor que habiendo perdido la fe luego de la muerte de su padre, decide transformar la religión en su negocio. Florence salva y es salvada por John Carson (David Manners), un veterano de la Gran Guerra que quedó ciego en combate y que desiste de un intento de suicidio luego de escuchar el sermón de Florence en la radio.- Lo primero que impacta de The Miracle Woman es el uso del lenguaje cinematográfico en la primera escena. Una congregación espera ansiosa el sermón de despedida del Reverendo Fallon cuando quien aparece es su hija. Florence anuncia que su padre no está en condiciones de presentarse pero que le entregó el texto de su último sermón para que ella lo lea públicamente. El texto se interrumpe en medio de una frase y entonces Florence revela que su padre ha muerto sin terminar el sermón…

Un mes con… Frank Capra (primera parte).-

Para la segunda mitad del año pensé una nueva serie que propone rescatar a mis directores favoritos (uno por cada mes) a través de películas que voy a ver por primera vez. Algunas de ellas están en mi lista de pendientes desde hace tiempo, otras acabo de descubrirlas y todas me depararán una sorpresa que quiero compartir con ustedes. Empezamos por Frank Capra y por una película que forma parte del período mudo del director, al cual estoy asomándome por primera vez.-
The Power of the Press (El poder de una lágrima), 1928.-

Clem Rogers (un jovencísimo Douglas Fairbanks Jr.) escribe reportes del tiempo en un periódico, pero claramente su enorme talento está siendo desperdiciado y es cuestión de tiempo hasta que se le asignen tareas más importantes... en su opinión al menos. Lo cierto es que ni el editor (Robert Edeson) ni sus colegas lo tienen en consideración y solo el azar causa que sea enviado a cubrir el homicidio de un fiscal de distrito. El azar interviene nuevamente para que Clem de…

Rarezas de junio (última parte).-

Two-Faced Woman (La mujer de las dos caras) - George Cukor, 1941.-

¡Garbo baila! Luego de la deliciosa Ninotchka, MGM decidió volver a reunir a Greta Garbo y a Melvyn Douglas en otra comedia, esta vez bajo la batuta de George Cukor. El resultado es una comedia imperfecta que no siempre da en el clavo, pero sofisticada y con mucho interés.- Karin (Garbo) es una instructora de ski que se casa apresuradamente con Larry Blake (Melvyn Douglas), un editor adicto al trabajo y al frenesí de la gran ciudad. Y con un séquito a cuestas, compuesto por su socio (Roland Young), su asistente fiel (Ruth Gordon) y su amante (Constance Bennett). Después de la noche de bodas Larry huye a la ciudad y cuando cansada de esperarlo Karin decide ir a la ciudad para darle una sorpresa, termina fingiendo ser su propia hermana gemela (que no existe, por cierto) con intención de enseñarle una lección.- Tratándose de una película de Garbo, claro está que ella domina la escena con su cuasi doble rol (el cual da la opo…

Rarezas de junio (segunda parte).-

Idiot’s Delight (La delicia de los idiotas) - Clarence Brown, 1939.-

Clark Gable montando un número musical bien vale la pena que causa el visionado de esta película. He dicho.- Harry Van (Clark Gable) es un veterano de la I Guerra Mundial que luego de ser dado de alta de un hospital militar, se reincorpora a la vida civil. Tras un breve montaje aprendemos que Harry es un artista de vodevil (a veces cantando y bailando pero también haciendo diferentes tipos de actos) y una noche en la que su acto fracasa conoce a una excéntrica trapecista que lo admira, Irene (Norma Shearer). Al término de sus respectivos contratos en Omaha, Nebraska, la pareja se separa sin certeza de volverse a encontrar. Veinte años después (sí, el guión tira un poco de la cuerda para abarcar el período entre guerras), Harry está de gira en Europa con su nuevo acto cuando él y sus coristas son demorados por el cierre de la frontera en un país enclavado en los Alpes. En el grupo variado de viajeros varados se encuentr…

Rarezas de junio (primera parte).-

Este mes pensé en traer algunas rarezas, películas en las que de pronto aparece un actor bien conocido haciendo algo inesperado. En la primera parada nos espera James Stewart... cantando y bailando... en un musical.-
Born to Dance (Nacida para la Danza) - Roy Del Ruth, 1936.-

Como otras películas de Eleanor Powell, Born to Dance tiene una trama bastante fragil (apenas un hilo de historia más bien delgado y varios números “especiales” introducidos aquí y allá sin demasiado contexto) si la comparamos con las maravillas que Astaire y Rogers protagonizaron en la misma época en RKO o con los grandes musicales que MGM produciría en los años ‘40 y ‘50.- En este caso Powell es Nora Paige, una aspirante a bailarina recién llegada a Nueva York con ganas de triunfar que se enamora de Ted Barker (James Stewart), un oficial de submarino que está de licencia. Como telón de fondo se cruzan las historias de Jenny (Una Merkel), la conserje de un club de corazones solitarios que hace cuatro años se casó c…