jueves, 29 de septiembre de 2016

September affair (Idilio en septiembre) - William Dieterle, 1950.-


Recientemente descubrí esta película cuya existencia ignoraba completamente y quedé sorprendida por varios motivos.-
Idilio en septiembre cuenta la historia de David Lawrence (Joseph Cotten) y Marianne “Manina” Stuart (Joan Fontaine), dos norteamericanos que se conocen en el avión que debe llevarlos a Estados Unidos desde Roma. Un desperfecto mecánico obliga al avión a hacer escala en Milán y ambos aprovechan el tiempo paseando en taxi por la ciudad. La prolongación del almuerzo y un error de cálculos provocan que pierdan el avión y entonces David y Manina resuelven abandonar sus planes iniciales y visitar la Isla de Capri. Eventualmente, su acuerdo de pasar el tiempo como amigos queda en la nada cuando se enamoran (aunque viendo la expresión de David es de sospechar que su voluntad nunca fue muy firme que digamos) pero hay un obstáculo: David está casado y su esposa, de la cual está sentimentalmente alejado hace años, acaba de escribirle que no piensa concederle el divorcio. Sabiendo esto Manina intenta frenar la relación antes de que sea demasiado tarde hasta que sucede lo inesperado, el avión que perdieron se estrella y ambos figuran entre la lista de víctimas fatales. Sin pensarlo demasiado, la pareja decide no comunicar a nadie la verdad y alquilar una villa en Florencia para pasar allí el resto de sus vidas, aunque pronto la realidad les enseñará que tirar todo por la borda no es tan fácil como suena, como permanentemente les advierte la mentora de Manina, María Salvatini (Françoise Rosay).-
El primer motivo de sorpresa que encontré en esta película es la gran interpretación de Joan Fontaine. Quienes hayan leído mis entradas sobre Rebecca y Suspicion, las dos películas que Fontaine hizo con Alfred Hitchcock, sabrán que no está precisamente entre mis actrices favoritas. Aquí, sin embargo, se presenta como una actriz madura (quedó atrás la mujer-niña que encarna en sus películas de los años ‘40), con sus gestos y tono de voz más en control que en aquellas primeras apariciones y claro que aún conserva sus manierismos pero entre la determinación de su personaje y su estética favorecedora (vestuario de la gran Edith Head incluido) debo decir que el cambio es muy positivo. Y también está Joseph Cotten, que como co-estrella debió ayudar mucho con la naturalidad que derrocha en este personaje. El encanto de Cotten hace que olvidemos que David es básicamente un tipo que se hace pasar por muerto para empezar una nueva vida, dejando atrás a su hijo David Jr. (Robert Arthur) que apenas puede considerarse como un adulto y una mega empresa de la cual dependen - se supone - cientos de trabajadores, eso sin contar a su esposa Catherine (Jessica Tandy) que no es tan egoísta como se la pinta a través de los ojos de David.-
Otro aspecto interesantísimo de la película es la gran cantidad de referencias tanto pasadas como futuras que confluyen en ella. He leído varios comentarios que la vinculan con Brief encounter, pero a mí me hizo pensar más en la sección media de Now, voyager (Irving Rapper, 1942) y muy ligeramente - aunque sea en espíritu, dado que la historia y las motivaciones son totalmente diferentes - en Love affair o en An affair to remember (Leo McCarey, 1939 y 1957 respectivamente), en Dodsworth (William Wyler, 1936), que todavía no vi, en Avanti! (Billy Wilder, 1972) o en Roman Holiday (William Wyler, 1953) por el uso cautivante de los paisajes naturales para contar la historia (hay también una anticipación a aquella famosísima escena de From here to eternity - Fred Zinnemann, 1953). Estas resonancias confirman una vez más que podemos volver a ver la misma historia, si está bien contada…
Como siempre, el punto más delicado en estas películas está en su resolución. En cada uno de los ejemplos que mencioné anteriormente (excepto en Dodsworth que, reitero, no vi y ¡por favor no me cuenten el final si lo conocen!), la trama está brillantemente resuelta en una forma coherente con el resto de la historia. Es aquí en donde Idilio en septiembre falla, en mi opinión. El final se produce en una forma precipitada, poco desarrollada y contraria al curso que la historia traza hasta ese momento, convirtiendo todo en una experiencia inútil y a David Jr. y a Catherine en los únicos personajes valiosos, puesto que son los únicos que se han transformado.-

6 comentarios:

  1. Hola Bet. Hay un dicho que dice: "Me agarraste en frío" No recuerdo haberla visto.Aunque es normal ya que por mi edad e visto muchas películas por televisión cuando se veía en blanco y negro.
    Pienso agendarla para buscarla en mi próximo viaje a NYC, donde se puede encontrar mucho material cinematográfico.
    Gracias Bet.
    Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá puedas encontrarla, Sara, porque realmente vale la pena. Es una película interesante con un mal final, pero ello no empaña su valor.-
      Gracias por dejarme tu comentario, un beso, Bet.-

      Eliminar
  2. Qué ganas. Además adoro todas las referencias que aportas: La extraña pasajera, Tú y yo, Vacaciones en Roma, Desengaño, Avanti... Ayyyyy, qué ganas de ver September affair... Qué bueno leerte.

    Beso
    Hildy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Hildy, fue otro de mis hallazgos en YouTube. Estuve saltando de una película a otra como embobada, aunque eso no significa que me haya pasado al lado oscuro de la piratería, jaja.-
      Creo que esta película se consigue en DVD con subtítulos en español, si no recuerdo mal la agregué a mi lista de deseos... Sé que te gustará, aún pese al final que me pareció decepcionante (al verlo pensé "aquí está Joan Fontaine haciendo de las suyas", jaja). Ya me contarás cuando la veas. Ahora estoy tras los pasos de Desengaño, me ha tentado leer su argumento.-
      Un beso grande, Bet.-

      Eliminar
  3. Película hermosa sobre la cual se puede decir mucho.
    Por ahora algunos comentarios sueltos
    -Sí está filmada en blanco y negro lo que no impide una bella apreciación de escenarios italianos,especialmente Capri
    -Otra influencia importante es INTERMEZZO de 1939 con Ingrid Bergman y Leslie Howard
    -El tema musical SEPTEMBER SONG de Kurt Weil es una auténtica joya y ha sido grabado por innumerables cantantes y orquestas
    -En América latina la película se tituló SUCEDIÓ EN SEPTIEMBRE
    IVÁN

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido Iván! No he vuelto a ver esta película desde que publiqué la entrada, pero recuerdo que el uso de los paisajes era espectacular, sin que el blanco y negro les resten una pizca de encanto. Y "September Song" es una gran canción, coincido con vos.-
      ¿Sabés que todavía no pude ver Intermezzo? Por un motivo u otro se me sigue escapando, pero espero que pronto pueda encontrarme con ella.-
      Gracias por tu comentario y por el aporte sobre el título de la película (yo prefiero referirme a las películas por su título original para evitar las confusiones con la distribución en diferentes países, de todos modos suelo indicar el título que reporta IMDb para América Latina - cuando está disponible - o para España - cuando no. En este caso, no estaba indicado así que agradezco por partida doble la aclaración). Espero verte seguido por aquí, saludos,
      Bet.-

      Eliminar